Febrero

A Diego me une una amistad especial que comenzó cuando coincidimos como fotoperiodistas en Granada. Me hizo especial ilusión poder asistir a su boda y además vivirla a través de mi cámara.

Si no conocéis Mijas os invito a que lo hagáis, es un pueblo súper bonito, en mitad de la montaña y frente al mar. Incluso la lluvia nos sirvió para capturar algún momento único entre paraguas, el resto fue fácil con sus maravillosas familias y amigos.