El mirador

Dice Marta en su Insta: «Qué fácil es transmitir a la cámara un sentimiento teniendo a la persona correcta a tu lado…» Y yo no puedo decir nada más.

Una casa impresionante escondida en la Valle de Lecrín y un pequeño paraíso de almendros en flor nos ofrecieron una sesión de luz, color y complicidad. Gracias, Marta y Adrián.